Voldemort Returns

OPPUGNO THE LIGHTS

Cruel Intentions

Lacim Tenebris Photobucket
BelovedHogwarts
Fruit of the poisonous tree






Últimos temas
» Donde acaba tu boca, ahí empieza la mía - Chanchi.
Sáb Nov 01, 2014 10:01 am por Richard Adams

» Prueba de dados
Lun Mayo 26, 2014 10:17 pm por Nanna Baeldaeg

» Registro de Avatar
Dom Mayo 18, 2014 9:03 pm por Mia Parker

» Registro de Grupo y Empleo
Dom Feb 09, 2014 3:29 am por nuncadigasnunca

» Registro de Identidad
Dom Feb 09, 2014 3:05 am por nuncadigasnunca

» Skipping Stone RPG {Cambio de botón}
Vie Ene 31, 2014 8:45 am por Invitado

» Looking For You
Jue Ene 16, 2014 9:25 pm por Invitado

» Alexithymia || Richard.
Miér Dic 18, 2013 10:58 am por Richard Adams

» Déjate convencer, Duerme esta noche conmigo - Ginevra
Sáb Dic 14, 2013 9:33 am por Ginevra Andriacchi


Anaelle Cannvagh

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Anaelle Cannvagh

Mensaje por Anaelle Cannvagh el Mar Oct 22, 2013 9:25 pm



Anaelle Cannvagh

19 años - Heterosexual - Ciudadana - Cantante

personalidad
Ni extrovertida ni introvertida. Annaelle es toda una oportunista. Pasa la mayor parte de su tiempo en solitario, haciendo largas caminatas por la ciudad con los audifonos puestos, buscando un sitio agradable donde componer o cantar. Tiene un gusto particular por los lugares abandonados o los parques a los que nadie va. Si tomamos en cuenta que prefiere salir por su cuenta, y que no suele ir nunca acompañada a un baño por otra chica... pensaríamos que es la típica niña tímida.

Nos equivocaríamos, por supuesto.

Fiestas, reuniones, eventos de caridad, conciertos, más fiestas... ninguna pasa por alto siempre que cumpla algunos requisitos para la muchacha. Es exigente en cuanto a locación, duración y, para sorpresa de muchos, cantidad de alcohol. Le gusta beber aunque nunca ha llegado a excederse. Su falta de popularidad se debe especialmente a que no asistió a la universidad, si bien esto no le ha impedido tener los contactos necesarios para tener acceso a buenas fiestas. No tiene lo que se dice amigos de confianza, pero de tenerlos, serían los únicos que comprendieran y aceptaran el ritmo de vida que lleva. La mayoría de las personas a las que conoce no son más que aquellos "contactos" a los que llama cuando necesita algo importante, favores que siempre retribuye con generosidad.

Su única pasión es la música, aunque todavía no lo hace a nivel profesional. Toca donde puede y cuando puede, con un sueldo que solo puede justificarse por el amor al arte. Según ella, si un día quedase afónica y su guitarra desapareciera, tendría el aspecto de una autista. Si bien, es posible que esto sea cierto, no suele deprimirse con facilidad. Ha pasado demasiadas penurias en su vida para sentirse derrotada con uno o dos problemas más.

Defectos: Objetiva, mente racional, honestidad excesiva y un fuerte gusto por la crítica, la ironía y el sarcasmo. Sus mayores defectos recaen en hacer ver a los demás sus puntos débiles, puesto que a ella le importan muy poco los suyos propios. No sería común ver que se le desarmara por una ofensa, incluso si ésta mencionara su pasado o su incapacidad para tener relaciones duraderas.

Virtudes: Aunque no lo parezca, es muy buena leyendo entre líneas. Observa a las personas y las analiza, llegando a comprenderlas incluso si éstas no lo pretendieran así. Si bien su sinceridad puede considerarse un defecto, también es una virtud cuando debe tratar a quienes aprecia. No es buena para mentir y siente con intensidad. Cuando quiere a alguien de verdad,
historia
La familia Cannvagh es originaria de Austria, siendo la gran mayoría de cabellera rubia y ojos azules. Anaelle nació en un momento poco apropiado para la familia, ya que recientemente había muerto el abuelo de su madre, Tobias Cannvagh, propietario de dos grandes empresas, cinco casas alrededor del mundo e incontables terrenos. El hombre era un magnate, y sus hijos y nietos lo sabían. La muerte de Tobias tensó las relaciones familiares y acaparó la atención de los posibles herederos de su fortuna. Ni siquiera Simon, su primogénito, tuvo ojos para el desconcertante aspecto de su nieta Anaelle. De cabellos oscuros y ojos aceitunados, no tenía mucha pinta de ser una Cannvagh.

Sarah, la madre de la pequeña, había tenido una aventura unos meses atrás, sin que ninguno de sus padres, hermanos o tíos lo supieran. Ellos creían que el padre era un respetable médico del hospital donde solía trabajar Sarah; pero entonces, si fuera así, ¿por qué la niña no heredó los ojos oscuros de su padre, o su cabello pelirrojo? La respuesta la tenía únicamente Sarah, pero su orgullo le impedía sacar a flote el espinoso tema. Además, ¿qué podía importar, siempre y cuando pudiera figurar ella y su hija en el testamento de Tobias? El dinero y la posición econónmica era más importante que un desajuste meses atrás, después de todo.

Los juicios y las disputas familiares continuaron por lo menos siete años más. La falta de lealtad entre hermanos e hijos hizo que los Cannvagh comenzaran a desmoronarse. Incluso Sarah, que solía justificar su ambición con el amor que sentía hacia su hija, empezaba a perder la paciencia. Desatendía a la niña y desahogaba en ella sus frustraciones. Cuando el conflicto legal llegó a un punto preocupante, debido a que las acciones se habían elevado y cada terreno valía por lo menos el doble del precio original, todo se salió de control. Simon y dos de sus hermanos murieron por envenenamiento, así como Mariah, una prima de Sarah. Las autoridades hacían investigaciones pero ninguna prueba conseguía sentenciar a nadie. Viendo el peligro en el que estaban, desde los más ancianos hasta los más jovenes, Sarah envió a su hija fuera del país, a Bélgica, donde Danielle y Stephan pudieran cuidar de ella; esta pareja era, en realidad, familia lejana del padre biológico de Anaelle.

En parte, Anaelle nunca le perdonó a su madre el haberla enviado lejos, pues supo con el paso de los años que no lo hizo solo para protegerla. Lo que realmente deseaba, era tener el camino libre para pelear por esa jugosa herencia. La vida de Anaelle con Danielle y Stephan resultó apacible y mucho más agradable que con su propia madre, pero eso no mejoró del todo su carácter. Se volcó de lleno a la música cuando comprendió que era su verdadera pasión, al grado de no asistir a la universidad para poder vivir de ella. Sus nuevos tutores nunca le cortaron las alas, y en cambio, la apoyaban cuanto podían, pues confiaban en su buen juicio. Son, para ella, las únicas personas que han entendido su verdadero potencial y valor, más allá del beneficio económico.
otros datos
La mayoría de sus canciones relatan un momento difícil de su vida.

Su resistencia al alcohol puede deberse a que su padre en algún momento de su vida fue alcoholico, pero esto puede no ser hereditario.

Sin que ella lo sepa, está en la misma ciudad que su padre.
Credits to Rapture

avatar
Anaelle Cannvagh
Ciudadanos
Ciudadanos

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 22/10/2013
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Anaelle Cannvagh

Mensaje por Svend Baeldaeg el Miér Oct 23, 2013 10:39 am


Ficha Aceptada
Bienvenido a Amberes.
Esperamos que disfrutes de nuestro foro y recuerda que si tienes alguna duda el staff está a un MP de distancia



Beware the fury of a patient man.
avatar
Svend Baeldaeg
Ciudadanos
Ciudadanos

Mensajes : 143
Fecha de inscripción : 31/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.