Voldemort Returns

OPPUGNO THE LIGHTS

Cruel Intentions

Lacim Tenebris Photobucket
BelovedHogwarts
Fruit of the poisonous tree






Últimos temas
» Donde acaba tu boca, ahí empieza la mía - Chanchi.
Sáb Nov 01, 2014 10:01 am por Richard Adams

» Prueba de dados
Lun Mayo 26, 2014 10:17 pm por Nanna Baeldaeg

» Registro de Avatar
Dom Mayo 18, 2014 9:03 pm por Mia Parker

» Registro de Grupo y Empleo
Dom Feb 09, 2014 3:29 am por nuncadigasnunca

» Registro de Identidad
Dom Feb 09, 2014 3:05 am por nuncadigasnunca

» Skipping Stone RPG {Cambio de botón}
Vie Ene 31, 2014 8:45 am por Invitado

» Looking For You
Jue Ene 16, 2014 9:25 pm por Invitado

» Alexithymia || Richard.
Miér Dic 18, 2013 10:58 am por Richard Adams

» Déjate convencer, Duerme esta noche conmigo - Ginevra
Sáb Dic 14, 2013 9:33 am por Ginevra Andriacchi


▲Pour me another drink

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

▲Pour me another drink

Mensaje por Pyrena E. Vaughan el Lun Oct 07, 2013 10:30 am



Pour me another drink
El teléfono celular de Pyrena sonó de golpe y ella no pudo evitar sobresaltarse cuando la calma en la que estaba tan plácidamente sumida se hizo añicos. La estridente melodía de heavy metal que utilizaba como ringtone subía y subía aun mas de volumen con cada maldito segundo y aquello provocaba en la femenina un enorme fastidio. Se moría de ganas de tomar el aparato entre sus delicadas manos para luego estamparlo de lleno contra la pared mas cercana, sin embargo, no lo hizo. Haciendo acopio de gran parte de su autocontrol atendió, a regañadientes, la llamada y al instante la voz familiar de una de sus amigas la recibió desde el otro lado de la linea, segundos mas tarde percibió el alto grado de excitación que destilaba la chica al hablar y como odiaba que se andará con rodeos la alentó a que soltara de una puta vez lo que había querido decirle desde el principio.

Sin demasiados preámbulos Babette le comunico que la necesitaba para que la acompañara a una fiesta que realizaban sus pijos compañeros de trabajo en un bar, supuestamente no era un simple festejo por sus respectivos ascensos sino que se trataba de una de esas fiestas en donde los ricachones despilfarraban su dinero como si se tratase de miles pañuelos descartables y según su amiga no existía nada mejor que ligarse a un millonario así que no podía perderse esta oportunidad. La opinión de Pyrena era bastante diferente por un centenar de motivos pero no se preocupo en hacer entrar en razón a la muchacha, era como establecer contacto humano con un muro..imposible. Cuando dieron por finalizada la conversación no tuvo mas remedio que comenzar a alistarse. Tras ducharse seco minuciosamente su oscuro y lacio cabello para no tener la horrible apariencia de un espantapájaros a punto de atacar en el campo al salir la luna llena. Posteriormente rebusco entre sus cosas un conjunto provocativo de ropa interior y cubrió partes estratégicas de su curvilíneo cuerpo con el e incluso opto por utilizar medias de encaje que llegaban hasta sus muslos y venían acompañadas de un liguero a juego. Tomo del armario un elegante vestido negro que realzaba su figura como ningún otro y se lo puso. Admiro su obra en el espejo y las comisuras de sus labios se alzaron con malicia hacia arriba, dejando entrever una hilera blanquinea de perfectos dientes, sin embargo, todavía faltaba dar el toque final..maquillarse. Pinto sus abundantes labios de un tono rojo intenso, su preferido, y luego delineo sus parpados por dentro y por fuera, un toque de rimel en sus arqueadas pestañas y voilá.

Veinte minutos después se encontraba dentro de un taxi rumbo al bar que le había mencionado su amiga. En la entrada localizo a Babette y juntas avanzaron abriéndose paso entre la multitud que se había reunido allí. Mientras conversaban animadamente recorrieron las instalaciones pero en un momento dado se separaron y cada una siguió su propio camino. La morena aprovecho aquello para pasearse tranquilamente por uno de los corredores que estaba casi despoblado, a su derecha una pareja que rondaba los treinta y pico de años se besuqueaba sin parar pero cuando se percataron de su presencia decidieron ir en busca de algún lugar que tuviera mayor privacidad.
Libre
Medianoche
Bar
thanks rapture
avatar
Pyrena E. Vaughan
Salud
Salud

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 11/09/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ▲Pour me another drink

Mensaje por Carl Verbraeken el Dom Oct 13, 2013 2:55 pm

Tenía dos opciones. Todas las noches tenía dos opciones, el problema era que siempre le parecían unas opciones de mierda y por lo mismo es que elegía la misma. Por un lado podría hacer como siempre y quedarse en casa, beber algo mientras los canales avanzan en su televisor sin encontrar nada que le guste del todo y seguir así las horas que vienen hasta que el cansancio lo venza y finalmente se duerma. O podría aceptar la invitación que le hicieron durante la semana y con eso sacrificar el poco tiempo libre que tiene, aunque claro, aceptar eso significa también tener que salir, ponerse un traje y comportarse como lo que es, ni más ni menos que el alcalde de la ciudad.

La idea le parecía bastante divertida, era como una actuación más porque pese a que le gusta mucho su trabajo, son este tipo de cosas anexas lo que terminan pasándole la cuenta y haciéndole sentir que simplemente no sirve para mantener la sonrisa en el rostro y lucir siempre animado, siempre feliz, como si todo en su vida fuera perfecto aunque en realidad está tan hundido en la mierda que sólo se mantiene a flote gracias a las mentiras que se dice cada mañana al despertar.

Sintiendo la espalda un poco tensa, no le quedó más remedio que buscar un traje oscuro, la primera camisa blanca que encontró y una corbata negra que lo hacía lucir como si no le importara lo que trae puesto aunque en realidad todo es de marcas bastante reconocidas. La mujer que limpiaba su casa se encargaba también de la tintorería y por cierto que hacía una excelente labor porque todo su armario siempre estaba impecable y aquello era algo que incluso algunas de esas revistas de chismes femeninos habían comentado. Eso y el hecho de que parecía estar eternamente soltero.

Mirando las sábanas de su cama recién estirada se preguntó hace cuanto no las compartía con alguien y el tiempo de esa respuesta logró que frunciera el ceño y buscara las llaves de su coche justo después de aplicar la cantidad adecuada de su perfume favorito. Tener que ir en automóvil lo liberaba de llamar al chofer y de paso le serviría por si no vuelve solo a casa y también lo obligaba a no beber en el bar, lo que se vería muy bien para su imagen.

El camino hasta ese lugar lo conoce de memoria, lo ha visitado en diversas ocasiones y por lo mismo apenas llega saluda a todo el que se encuentra. Los guardias en la entrada parecen más corteses que de costumbre y algunas mujeres automáticamente ordenan sus escotes y sonríen como verdaderas adolescentes aunque algunas han pasado los 30 años. Por ahora no hay nada que sea de su total interés y mientras camina hacia la mesa que le han otorgado, su vista se centra en una figura que sin dudas no ha visto antes. Es obvio que no la conoce, porque es imposible olvidarla.

Antes de llegar a la barra se detiene tras ella y la mira de pies a cabeza. Una sonrisa irónica aparece en su rostro y también la aprobación que da su amiguito que tiene entre los pantalones. Esa mujer es justo lo que le recetó el doctor como cura para su estrés. Luciendo tranquilo mientras vuelve a saludar, esta vez al chico que sirve los tragos, la mira de reojo, su cuerpo gira y estira una de sus manos como saludo, se inclina para estar más cerca de su oído y así lograr que lo escuche por sobre el ruido de la música de ambiente y el resto de las personas. — Soy Carl y me harías un hombre notablemente afortunado si me dejaras invitarte un trago… — no se mueve, no planea hacer y aunque muchas cabezas se han girado para mirarlos, él aprovecha y rodea su cintura con uno de sus brazos a tiempo para moverlas antes de que una chica “accidentalmente” derramara algo sobre ella. — ¿Estás bien? — luce preocupado, aunque en realidad lo que está es… otra cosa.

PS: Si supiera como poner el post para que se vea lindo como el tuyo, seguro que lo haría, perdóname por eso.
avatar
Carl Verbraeken
Ciudadanos
Ciudadanos

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 12/10/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.