Voldemort Returns

OPPUGNO THE LIGHTS

Cruel Intentions

Lacim Tenebris Photobucket
BelovedHogwarts
Fruit of the poisonous tree






Últimos temas
» Donde acaba tu boca, ahí empieza la mía - Chanchi.
Sáb Nov 01, 2014 10:01 am por Richard Adams

» Prueba de dados
Lun Mayo 26, 2014 10:17 pm por Nanna Baeldaeg

» Registro de Avatar
Dom Mayo 18, 2014 9:03 pm por Mia Parker

» Registro de Grupo y Empleo
Dom Feb 09, 2014 3:29 am por nuncadigasnunca

» Registro de Identidad
Dom Feb 09, 2014 3:05 am por nuncadigasnunca

» Skipping Stone RPG {Cambio de botón}
Vie Ene 31, 2014 8:45 am por Invitado

» Looking For You
Jue Ene 16, 2014 9:25 pm por Invitado

» Alexithymia || Richard.
Miér Dic 18, 2013 10:58 am por Richard Adams

» Déjate convencer, Duerme esta noche conmigo - Ginevra
Sáb Dic 14, 2013 9:33 am por Ginevra Andriacchi


Erika Annette Beckenbaüer-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Erika Annette Beckenbaüer-

Mensaje por Erika A. Beckenbaüer el Miér Sep 18, 2013 7:38 pm



Erika Beckenbaüer

16 años - Heterosexual - M. de Edad - Estudiante y vendedora en la librería a tiempo parcial

personalidad

-Papá... Ich liebe dich… ¿Lo dije bien? ¡Dime que sí, dime que sí!-
-Claro que sí cariño, lo dijiste bien-

Erika, como prefiere que la llamen (porque no le gustan los apodos), es una chica bastante extrovertida, aunque intenta parecer tranquila, puesto que no le gusta meterse en problemas, detesta las discusiones, aunque generalmente siempre se mete en ellas lo quiera o no. Desde pequeña, siempre fue una niña que le encantaba aprender cosas nuevas, reír, jugar… siempre fue muy alegre, escandalosa y habladora. No había cómo hacerla callar y perdía el interés en las cosas con rapidez. Su niñez fue tranquila hasta los siete años, cuando se cayó a un pozo y comenzó a sufrir de ligofobia.

Es amable y respetuosa, con las personas que ella considera que sean merecedoras del respeto. No le gusta que le impongan las cosas, siente que la Orden ya le ha quitado mucho y que no por ello va a seguir soportando que cualquiera intente imponer respeto cuando ella siente que no se lo merece. Tiene escasa paciencia y se desespera rápido cuando algo la aburre o no puede terminar. Explota de inmediato, grita patalea, se queja... Pero no se queda nunca quieta. No suele enfadarse muy a menudo, pero eso no significa que se calle las cosas y no diga lo que piensa o siente. No soporta las injusticias y si puede hacer algo cuando se comete una, no dudará en hacerlo. Le gusta dar su opinión y puntos de vista, siempre y cuando estos no ofendan a nadie. Aunque en este punto, es bastante selectiva, porque tampoco piensa tener tacto si quiere decirle algo a alguien que no es de su agrado. A pesar de ser muy extrovertida, no significa que le guste ser amigable con todo el mundo y porque sí, sabe muy bien cómo buscar a las personas que le agraden y cómo llegar a ellas. Es bastante arisca con desconocidos inclusive llegando a ser un poco bruta con ellos.

Es muy buena amiga e incluso sobre protectora con ellos, porque considera la amistad algo muy importante. Es por eso que nunca dejaría a un amigo solo, ni podría quedarse de brazos cruzados si puede evitar el dolor de un ser querido. En ese sentido es bastante egoísta y no le gusta compartir mucho a las personas que quiere. No es de tener muchos amigos, pero los pocos que tiene los cuida y son lo más importante para ella, inclusive más que su propio ser.

-Puedes contar conmigo, yo nunca te defraudaré-
-Sí, claro-
-¡Es cierto! -
-Ya... ¿Y me lo voy a creer cuando te conozco de hace cuanto... ¿Dos días?-

Es directa, siempre va de frente, no le gusta mentir por ende, no le gusta que le mientan. Tiene muy claros sus objetivos y metas, es por eso que es perseverante y no se rinde fácilmente ante las adversidades. En lo que sí es bastante complicada es en la forma en que trata a los desconocidos o a la gente que no tiene confianza. No se muestra muy amable, dado su carácter arisco y un tanto antisocial. Le cuesta confiar en la gente cuando no le demuestran que vale confiar. Para ella palabras como Confianza, Amistad, Lealtad son muy importantes y no las toma a la ligera. Le gusta pensar con lógica e intenta no dejarse llevar demasiado por sus emociones, que de hecho, la vuelven una persona muy sensible e inestable a veces… inclusive al punto de estallar en llanto por alguna empalagosa y melodramática película si es que está demasiado susceptible. No cree que esconder sus sentimientos sea malo, pero tampoco cree que sea bueno demostrarlos hasta tal punto que todo el mundo pueda saber cómo reacciona o lo que siente con tan sólo verla. Cuesta verla en su estado más sensible y tan sólo sus padres y sus amigos más cercanos son con los que realmente se demuestra más frágil.

-Lo siento, no pude llegar antes...-
- No te preocupes, sé lo difícil que es para ti el ayudarme...Aunque igual y podrías avisado que llegabas tarde. No te costaba nada...

Comprensiva, siempre está dispuesta a escuchar y si puede, a dar consejos. Aunque nunca deja pasar la oportunidad de quejarse un poquito, porque para ella es mejor decir todo lo que uno piensa a esconder algunas cosas. Pero eso sólo sucede con ciertos temas, no con todo ámbito de su vida. Le gusta compartir con la gente que le agrada, pero en ocasiones, y cuando no está de muy buen humor se pone mucho más egoísta de lo que realmente es. Egoísta al punto de pasar tiempo sola haciendo cosas que le gustan sin compartirlas, es algo que no le gusta ser, pero lamentablemente está tan arraigado en ella que le es casi imposible cambiarlo.

Como se dijo anteriormente, no suele enfadarse a menudo ni por cosas que ella considere una tontería, pero sí se enfada, sobretodo cuando la ofenden, la pasan a llevar o se meten con su familia y seres queridos… ¿Cómo reacciona? Cuando está enfadada, es bastante desagradable, incluso grosera y agresiva. A veces, suele comportarse de manera indiferente. Todo depende del momento y de la persona, nunca un enfado de Erika es igual a otro, todos son distintos, porque las situaciones también lo son. Si el enfado es demasiado, o ha sido por un motivo demasiado importante, es muy agresiva, incluso al extremo de ser peligrosa. Aunque claro, la palabra peligro es bastante relativa, porque para alguien de su edad seguramente puede serlo, pero no para un adulto. Pero, a veces se comporta de manera muy infantil, huyendo de sus problemas, haciendo pequeños berrinches (obviamente a solas) o simplemente haciendo como que nada a pasado. No podemos esperar que sea demasiado madura, mucho menos cuando está en plena adolescencia.

-Te equivocaste, Erika...-
-Lo sé... no tienes que decírmelo...-
-Ok, ok, no te enojes..-
-¿Y quién dijo que estoy enojada?-

Sabe reconocer sus errores, pero como es terca y obstinada, le cuesta demostrar lo equivocada que puede llegar a estar. ¿Seria? Sí, con casi todo el mundo (dígase desconocidos) no es de las personas que suelen reírse porque sí, pero cuando está en confianza y se siente realmente cómoda, puede llegar a ser muy risueña. Le gusta ser graciosa, aunque a veces no mide las consecuencias y sus bromas pueden inclusive herir a las personas.

-¿Qué estás haciendo? ¡Eso se ve muy mal!
-¿Y qué? Yo no soy del mundo, sólo a mí me debe interesar lo que hago...-
-Algún día me lo agradecerás, Erika-
-Sí, papá... en mi nota de suicidio-

No le importa el qué dirán, porque según ella “no vive ni come de lo que la gente hable”. Es bastante contestadora también y eso le ha traído bastantes roces con su padre, ya que si fuese por su mamá, Erika haría lo que quisiera cuando quisiera. Le gusta pasar tiempo a solas, porque así puede reflexionar y pensar mejor en cómo practicar la forma de manejar su poder, que la aterra dada su fobia. Se puede decir que siente que es necesario estar a solas, pero no por períodos largos de tiempo. Cuando está en sus tiempos de soledad (y en algunas ocasiones estando en compañía) suele divagar, sin estar realmente consciente de que exterioriza sus pensamientos en voz alta. Suele tartamudear cuando está muy nerviosa, o algo la hace sentir vulnerable. Y detesta eso, porque no le gusta verse como la damisela en peligro que necesita de un príncipe que la rescate.

-Aww… eres muy lindo-
-….-
-¡lo siento!-

Suele ser muy directa cuando se trata de sus sentimientos, cosa que a veces a ella misma le avergüenza en ocasiones, puesto que al ser tan directa dice lo que piensa y muchas veces prefiere que sus pensamientos se queden ahí, en su cabeza y no que tengan que oírlos las personas que se encuentran junto a ella. Es bastante bruta y ruda en ese sentido, aunque en el fondo siempre ha deseado que alguien la cuide y la proteja. Inclusive cuando eso signifique comportarse como una señorita, cosa que le cuesta ser. Siempre le ha temido al rechazo, y es por eso que le cuesta confiar en los demás en cuanto a relaciones amorosas se trata. Sí ha sentido muchas veces inseguridad que se asocia a ella misma, tiene miedo de que nadie llegue a quererla por su forma de ser que dista de ser demasiado femenina, el rechazo la frustra y nunca ha sido realmente capaz de confesar sus sentimientos de manera seria. Aunque claro, nunca se ha enamorado realmente.

historia

Capítulo I: “Las cosas no son lo que parecen”
Una vida repleta de matices, a los 16 años sólo parece el prólogo de una gran historia de un libro anónimo.
Prólogo:

John Beckenbaüer, alemán, siempre supo que estaría predestinado a nacer, vivir y morir allí, rodeado de los gigantes muros de piedra que protegían la ciudad en la que vivía. Pero, El amor puede cambiar a las personas, y parece ser que en este caso lo re-inventó completamente. Desde joven posó sus ojos sobre Mariane Knox una muchacha de hermosos ojos verdes y de una contextura delgada, que venía de Bélgica... Nada hizo presagiar que terminarían juntos y él, en otro país.

El padre de Mariane nunca vio con buenos ojos la relación, puesto que John no era más que un profesor de escuela y lo veía como un estorbo que nunca podría hacerse cargo de su hija. Un año más tuvo que pasar para que ella lo aceptara además, y luego de varios meses de noviazgo terminaron casándose. Luego que él se ganar el afecto de su suegro al demostrar su inteligencia y astucia, fue recibido dentro de la familia y tratado como uno más.

Capítulo II: “Geburt, Freuder, ”
-Mira amor... es una niña-
-Llamémosla Erika -

Una oscura y fría noche de invierno, en una iluminada y fría sala del hospital de la ciudad daba Marianne a luz su primera y única hija. John no estuvo presente en el parto y sólo se apareció cuando la bebé ya había nacido. El hombre no cabía de tanta felicidad, teniendo en sus brazos el pequeño bultito que era su primera hija. De ahí, jamás se separó de ella y donde él estuviese, también estaba su hija Erika.

Capítulo III: “Sueños de papel”
-¡Erika! ¿Dónde estás?-
-¡tengo miedo!-

Las cosas son buenas, pero siempre ocurre algo que cambia todo...
Una tarde, cuando paseaba con su padre por los campos que eran de su abuelo, encontraron un pozo abandonado y se pusieron a mirarlo. John le dijo que no se acercara demasiado porque era peligroso mientras él iba a buscar algo con que tapar la boca del pozo para que nadie fuese a caer allí dentro. Dicen que la curiosidad mató al gato y en este caso, estuvo a punto. La curiosidad que la pequeña niña sentía no le permitió hacerle caso a su padre y se encaramó en el borde… Un mal paso y cayó dentro. Varios golpes, la dejaron inconsciente dentro del pozo (que para su suerte estaba seco). Cuando despertó, se vio sumergida en una profunda oscuridad, lo que hizo que comenzara a gritar como loca, desesperada por intentar salir de allí. Gritaba, pataleaba, incluso rasguñaba las paredes de fría piedra intentando salir, sin conseguirlo. Su mente se desestabilizó y terminó por caer desmayada. Se demoraron más de 10 horas para sacarla de allí y cuando lo lograron, Erika había vuelto a desmayarse producto de la histeria y el cansancio… Así nació su fobia a la oscuridad, con tan sólo siete años de edad.

Capítulo III: “Quien diría que tú encontrarías en el silencio una gran amistad"
-No me gusta la escuela-
-Shhh… sólo compórtate ¿sí? Y no le discutas a tu papá-
Dijo su mamá antes de besar su coronilla y pellizcar con ternura sus mejillas

Con 8 años, era una niña muy bonita, cariñosa y más apegada aún a su amado padre, que fue la primera persona que vio cuando despertó del shock. La vida parecía haber mejorado para ella, porque sabía que él siempre estaría junto a ella. Además, comenzaría una nueva etapa en la escuela y esperaba poder seguir con su vida como si nada, manteniendo a salvo su identidad y haciéndole caso a sus padres. Tan pequeña, tan sola... nunca creyó encontrar amistad en la escuela. Ella, demasiado chillona y agresiva no era querida por los demás niños. Pero un día, se percató de que un grupito molestaba a una de las más indefensas niñas que podía haber;  Sin pensárselo mucho les hizo frente y aunque se llevó un par de jalones de cabello y una que otra patada, logró que la dejaran en paz. Así fue como comenzó a crecer entre ambas una amistas que hasta el día de hoy perdura y que seguramente continuará más allá de los paisajes de Amberes.

Capítulo IV: "Las chicas de tu edad, con chicos de tu edad... ¿Quién te dijo que para enamorarse hay reglas?

Erika ha vivido una vida normal en el pueblo que la vio nacer.  Todo parecer una aburrida vida en un lugar plagado de caras conocidas, aunque siempre llega gente y por eso no se aburre tanto... A pesar de quejarse siempre, no todo es lo malo que parece ser y tal como sucedió con su padre al encontrar un rayito de luz al conocer a su madre, ella no iba a ser menos. Luego de salir de la escuela, no había mucho que hacer salvo trabajar en algo... Fue así que consiguió ayudar en la librería que su abuelo tenía y que no es más que una tiendita de barrio, de esas librerías pequeñitas que parecen más un escondite que un lugar de comercio, y que sólo vende libros de ciencia ficción, novelas de amor y tal vez algunos clásicos de la literatura. Todo allí para ella es maravilloso, y adora pasar su tiempo libre allí. Conoce casi todos los libros que allí hay, y siempre está atenta cuando algo nuevo llega. No hay nada que le agrade más, que ser ayudante y limpiar, atender a los clientes y encargarse de la caja registradora... Pero vamos al asunto. Los días para Erika allí no distan mucho de la vida de cualquier persona, salvo que un día conoció -ya sea para su suerte como para su desdicha- al hombre que le robaría el corazón. Y esto no es algo que a ella le agrade mucho.
No mencionaremos su nombre, ni algún dato que lo describa, puesto que a Erika no le gustaría. Tan sólo al verlo entrar -Y por ridículo que suene- y el que sus ojos se encontraran con los de él, algo en ella cambió. Un pequeño intercambio de palabras; o más bien dicho una transacción económica, y Erika no sabía qué hacer. Suele verlo todo el tiempo, incluso ha vuelto a ir a la librería y ella cada vez que él está cerca se comporta como una persona torpe. Torpeza que brota de los primeros sentimientos de una chica de su edad, por un hombre mucho mayor. Hombre que tal vez ni siquiera considere su existencia y que sus padres nunca aceptarían... Pero... ¿Quién le prohíbe soñar? Nadie. Y eso es lo que hace, imagina situaciones, piensa en él, su voz y los libros que ha comprado... Puede ser algo muy tonto, pero; ¿Cuándo el primer amor ha sido perfecto? Nunca.

otros datos
GUSTOS:
-La comida
-La nieve
-Tomar fotografías
-La música Rock
-Siempre ha deseado viajar y salir del pueblo.
-No hacer nada
-Dormir
-Los animales

DISGUSTOS:
-No le gusta el verano, detesta el calor.
-Detesta que le griten en el oído (esto porque su madre tiene la manía de hablar muy fuerte)
-No le gusta que la gente la mire fijamente por mucho tiempo
-Que la despierten de improvisto
-No le gustan las matemáticas (clase que imparte su papá en el instituto)
-La gente altruista y elitista
-las injusticias
-Los malos tratos
FAMILIA:
-Tiene una prima que estudia en la Universidad de Amberes.
Credits to Rapture

avatar
Erika A. Beckenbaüer
Menores de Edad
Menores de Edad

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 16/09/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Erika Annette Beckenbaüer-

Mensaje por Isabel S. Bauhernn el Miér Sep 18, 2013 7:47 pm


Ficha Aceptada
Bienvenida a Amberes.
Esperamos que disfrutes de nuestro foro y recuerda que si tienes alguna duda el staff está a un MP de distancia


There’s nowhere we can hide
Si yo fuera tu asesino conmigo nunca tendría clemencia, y me condenaría a muerte, que es condenarme a tu ausencia.
avatar
Isabel S. Bauhernn
Ciudadanos
Ciudadanos

Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 31/08/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.